martes, 19 de enero de 2021

¿Necesitan mis neumáticos un cuidado especial en invierno?

Los neumáticos son unos elementos de vital importancia en cualquier vehículo. Son los que toman contacto directo con el asfalto y para garantizar la seguridad deben estar en condiciones óptimas. Ahora que ha llegado el frío, hemos de prestar una atención especial a las ruedas de nuestros coches. Esto se debe a que las bajas temperaturas y la climatología adversa pueden afectar a su estado.



Llevar a cabo revisiones de nuestros autos es fundamental durante todo el año Así, lo recomendado es visitar al mecánico, al menos, dos veces al año para comprobar que todo funciona correctamente. Las semanas previas del verano y el invierno son las mejores para revisar tu coche, puesto que son las dos estaciones donde se alcanzan temperaturas más extremas.

De igual modo, los meses invernales son los que pueden acumular más riesgos. En esa época no sólo descienden las temperaturas, sino que también se producen más lluvias. También hay más probabilidades de que se den otro tipo de precipitaciones como nieve o granizo. Todas estas inclemencias tienen que ser tenidas en cuenta por los conductores, no sólo porque puedan perjudicar al estado de su vehículo, sino porque pueden causar daños en la calzada y dificultar la conducción. 


PRESIÓN DE LAS RUEDAS Y PROFUNDIDAD DEL DIBUJO

Entonces, en primer consejo sería visitar a nuestro mecánico de confianza para que revise el estado de nuestros neumáticos. Después de esto, será preciso hacer un seguimiento de variables clave como la presión de las ruedas. La comprobación de este valor tampoco tiene que ser únicamente cuando asoma el frío, lo aconsejable es revisarla una vez al mes. Pero las temperaturas bajas pueden hacer que la presión disminuya con facilidad, por lo que hay que intentar mantenerlas siempre en los niveles indicados por el fabricante.

Otro elemento que no hay que perder de vista es la profundidad del dibujo de la banda de rodadura del neumático. Esto influye en buena medida a la conducción y al agarre del vehículo a la carretera. La ley indica que la profundidad mínima de este surco no puede bajar de 1,6 milímetros. Cuando llega el frío, lo recomendable es que la profundidad supere los 3 milímetros ¿Por qué? Porque así se mejoran puntos tan importantes como la distancia de frenado cuando la calzada está tan fría. El siguiente consejo no tiene por qué ser obligatorio si no circulas por una zona geográfica propensa a las nevadas.

Tiene que ver con las cadenas. Pero lo cierto es que llevar durante el invierno unas cadenas en nuestro maletero puede evitarnos más de un imprevisto. La nieve o el hielo puede sorprendernos en cualquiera de nuestros viajes, por lo que no está demás llevar consigo este utensilio. Lo importante es colocarlas debidamente y moderar la velocidad mientras conduzcamos con ellas puestas.

¿DEBO PONER NEUMÁTICOS DE INVIERNO?

Los neumáticos de invierno son unas gomas especiales que están diseñadas para aguantar temperaturas muy bajas y condiciones climáticas muy extremas. Estas ruedas contribuyen a mejorar la conducción en carreteras nevadas, con hiel y húmedas, pero también en vías frías y secas al completo. En algunos países de Europa son de uso obligatorio, no es el caso de España. Sin embargo, en zonas de interior y de montaña puedan ser pertinentes.

De igual manera son varias las cuestiones que debemos responder antes de embarcarnos en montar otros
neumáticos con el cambio de estación. La primera es sobre si residimos en un lugar donde las temperaturas bajan con facilidad a los siete grados centígrados. Otra pregunta es sobre si tenemos que coger el coche cada día y si tenemos planeados hacer muchos kilómetros durante el invierno.

También tenemos que definir si las vías por las que circulamos con más asiduidad son carreteras secundarias, que están menos cuidadas. De igual modo conviene apuntar si vamos a circular en muchas ocasiones por vías de montaña. Si la respuesta a la mayoría de estas preguntas ha sido un sí, es posible que tengas que plantearte instalar unos neumáticos de invierno.

Podemos concluir, en resumidas cuentas, que cuando aceche el invierno lo mejor es prestar una mayor atención al estado de tus neumáticos. De ellos depende una gran parte de nuestra seguridad al volante, aunque, tampoco hay que perder de vista la conducción. Conduce siempre con precaución, presta atención al estado de la carretera y adapta tu velocidad a esta y a otros factores ambientales. De esta manera también podrás evitar disgustos.

 Qué es el aquaplaning y qué se puede hacer para evitarlo

Nos encontramos en pleno otoño, la antesala del invierno donde cualquier semana puede sorprendernos con varios días de lluvia. Estas primeras precipitaciones del año pueden complicar algunas acciones diarias, como la de conducir. Cuando llueve, las calzadas se pueden volver un escenario de problemas. Para estos casos, existen consejos prácticos generales para conducir seguro bajo la lluvia como aumentar la distancia con otros vehículos, circular sin prisas y suavemente o activar las luces de cruce.

Pero hay un riesgo destacable que todo conductor debe tener en cuenta al montarse en el vehículo cualquier día de precipitaciones. Hablamos del aquaplaning. El aquaplaning es un fenómeno que aparece cuando los neumáticos de nuestro coche o moto pierden el contacto con la superficie de la vía. Esto es provocado por un exceso de acumulación de agua en la calzada y hace que, literalmente, flotemos.

La sensación provocada es parecida al de un resbalón, pero con altas dosis de peligro por las grandes posibilidades que existen de perder el control del vehículo. Pero ¿Por qué se produce exactamente el aquaplaning?Principalmente por el factor climatológico y el exceso de agua de lluvia que se pueda acumular en una zona concreta. También entra en juego el estado de la propia carretera. Si una vía tiene poca inclinación o no está en condiciones de drenar toda el agua que cae, aumentará el riesgo de que se generen charcos y zonas peligrosas.

¿CÓMO REACCIONAR EN CASO DE AQUAPLANING?


Todo conductor debe tener presente que el aquaplaning es muy peligroso y puede causar graves accidentes. Por ello, es recomendable estar siempre alerta para reaccionar de manera óptima en caso de verse envuelto en este fenómeno un día lluvioso. Hay que ser consciente de que, aunque suene asombroso, sólo es necesaria una fina capa de agua para hacer flotar un coche.

Si no hemos podido evitar este problema, una de las primeras cosas que debemos hacer es sujetar el volante con las dos manos y con firmeza para que la dirección no se mueva. Esto evitará que se produzca un vaivén brusco cuando salgamos del charco. Además, no es recomendable ni acelerar ni frenar. De hecho, lo mejor es levantar poco a poco los pies de los pedales para que baje la velocidad.

Sabemos que los nervios sin difíciles de controlar, pero hay que intentar dominarlos y mantener la cabeza fría. Si la zona encharcada es corta, podremos recuperar el control del coche más rápidamente. De lo contrario, si flotamos durante muchos metros, el coche se dirigirá según la inercia, lo que podría llevarnos a salirnos de la carretera. Si esto ya es inevitable pega cabeza y cuerpo al asiento y no sueltes el volante. Esto, en cierto modo, te preparará para un posible impacto.

¿Se puede evitar el aquaplaning?

Hemos señalado el factor climatológico como una de las principales causas del aquaplaning. Evidentemente, para que este peligro se dé tiene que haber agua en la calzada. Sin embargo, hay otros factores que influyen como la velocidad, el estado de los neumáticos y de los amortiguadores de nuestro vehículo. Para que no tengas que lidiar con el peligro, realiza tareas de mantenimiento a tu vehículo periódicamente.

No dejes que tus neumáticos sobrepasen altos niveles de desgastado, ni circules con amortiguadores que no dan para más. Estos dos elementos son fundamentales para salir airoso de una carretera inundada y resbaladiza. Centrándonos en las ruedas, presta atención a su presión y comprueba su estado con regularidad. Un nivel bajo de presión puede hacer que el vehículo patine con más facilidad.

Circula siempre con una velocidad prudente y, si es necesario, redúcela en los días lluviosos. Pon también los cinco sentidos en la conducción para poder anticiparte a posibles problemas. Si ves que un charco brilla en el asfalto, frena con tiempo o evítalo con precaución sin poner en peligro a otros conductores. Ahora que ya sabes qué es el aquaplaning y cómo reaccionar ante él, conduce con cuidado y sigue el blog de Motocoche para encontrar los mejores consejos para los mejores conductores.

viernes, 27 de noviembre de 2020

Nuevas normas de tráfico: ¿cuáles son los principales cambios?


Hace unos días conocimos una serie de modificaciones en las normas de circulación por las carreteras de España, tanto en algunos límites de velocidad como en los puntos del carné de conducir. A continuación, contestamos a todas las dudas sobre las nuevas normas de tráfico: ¿cuáles son los principales cambios? Para ello, hemos recogido la información oficial de la Dirección General de Tráfico (DGT), que ha publicado un extenso artículo desgranando todas las dudas que nos puedan haber surgido.

jueves, 29 de octubre de 2020

Ya se pueden solicitar las ayudas del Plan Renove 2020


 

El sector de la automoción está de enhorabuena. Ya se pueden solicitar las ayudas del Plan Renove 2020. El pasado 20 de octubre se activó la plataforma informática a través de la que cualquier ciudadano puede solicitar y recibir una ayuda económica para comprar un vehículo. De esta forma, las personas que estén pensando en comprarse un coche tienen un aliciente de hasta 4.000 euros para cambiar de vehículo, siempre y cuando su coche tenga un mínimo de 10 años de antigüedad. 

miércoles, 30 de septiembre de 2020

¿Sabes comprar piezas de repuesto de segunda mano?

 




En el post de hoyo te daremos unos consejos sobre qué aspectos tienes que tener en cuenta cuando compres piezas de segunda mano. Además, debes saber que las transacciones entre particulares está prohibida hace 3 años, por lo que sólo es posible adquirirlos en centros homologados que garanticen la seguridad de las piezas, como Motocoche.